Chalk paint y ceras para envejecer un mueble

Buenos días!! Hoy os vamos a explicar paso a paso cómo  darle a un mueble ese toque envejecido por el que tanto nos preguntáis.
Hace unas semanas, nos trajeron a la tienda taller esta bonita mesita de noche. A su dueña, le apetecía darle un cambio, pero sin perder el tono crema original de los cajones y el sobre y sobre todo la línea oscura que lo delimitaba. Pintamos las zonas elegidas en blanco y para darle volumen jugamos con las ceras y el decapado en las molduras. A veces, sólo con unos pequeños cambios conseguimos un resultado tan espectacular como este. ¿Mola verdad?


materiales y herramientas 
/ chalk paint Auténtico /  clear wax / dark wax / light brown wax /
/brochas cinta carrocero / brocha de encerar / lija de grano fino/

Empezamos con los tres pasos básicos: limpiar, pintar y encerar

Paso 1: Limpiar y pintar. En nuestro caso, tras limpiar  la mesita de noche con agua y un poquito de amoniaco, empezamos dando dos capas de blanco nieve. 
Como nuestra intención es mantener los cajones y la línea de la parte superior en el mismo color del mueble, pintamos sólo la parte de madera más oscura ayudándonos con cinta de carrocero para proteger el resto.


Paso 2: Aplicar las ceras. Siempre, siempre os recomendamos dar una primera mano de cera transparente. Y así lo hicimos en la mesilla con la ayuda de la maravillosa brocha de encerar. Con un paño de algodón, retiramos el exceso cuando estuvo seca (lustrando) y repetimos la operación con la cera marrón clara. Esta segunda capa nos permite igualar más el tono del blanco nieve con el del crema original del propio mueble.

Paso 3: Decapar. Tras las dos manos de cera, utilizamos una lija de grano fino para decapar. Como ya os conté cuando pinté la cómoda, es importante pensar antes de decapar: tenemos que buscar cuáles serían las zonas del mueble en las que podría aparecer un desgaste natural por el uso. En el caso de la mesilla serían las esquinas, los borde y las molduras.

Paso 4: Cera marrón oscuro en las molduras. Por último, lo que hicimos fue aplicar la cera marrón oscura sobre las molduras que tenía la mesilla y retirarla sin dejar pasar mucho tiempo de secado. Esto hace que suba un poco más el tono pero sólo en las zonas que queremos destacar y, parece que no hemos renovado la mesilla, sino que sigue manteniendo ese aire envejecido tan chulo propio de los  muebles de toda la vida.






¿Qué os parece?¿Sencillo verdad? Es una técnica nada complicada y que ahora mismo es tendencia indiscutible en decoración!! Aún así, sabemos que algunas vais un poco pilladas con el tiempo, por eso, os proponemos que os animéis a venir a alguno de nuestros talleres monográficos o continuados donde aprenderéis  técnicas y trucos para llevar a la práctica vuestros pequeños proyectos. Si aún así no te dan las horas del día, no dudes en pasarte por la tienda taller y cuéntanos qué te apetece. Nosotras te aconsejaremos, y si quieres, te pasamos un presupuesto para pintartelo aquí para que sólo tengas que venir a recogerlo.

¡¡Que vivan las ceras!! ¡Esperamos ver vuestras creaciones!


Síguenos en pinterest // facebook // twitter 


o en instagram @ideasenpolvo


0 comentarios:

Publicar un comentario

¿qué te ha parecido?

 

Talleres

Visítanos